Publicado en Uncategorized

Exnovi@s

Todos sabemos lo que es tener un ex-novi@, pero las causas para que aparezca el prefijo “ex” pueden ser diversas. Hay un momento clave en todas las relaciones, quizás no sepamos cuando llega, pero es una de las causas de la mayoría de las rupturas: cuando realmente conoces a tu pareja. Ese preciso instante en el que, sin darnos cuenta, dejamos de intentar actuar como si fuéramos perfectos y comenzamos a ser nosotros mismos, con nuestros defectos y nuestras virtudes. Llegados a ese punto, solo pueden pasar dos cosas, que aceptes esos defectos y sigas queriendo a tu pareja, o te des cuenta que nos es lo que parecía. Como cuando te pones a traducir tu canción favorita, que está en inglés, y te das cuenta que estabas cantando “debajo de mi paraguas, aguas, aguas”. Siempre me acordaré cuando traduje la frase “I feeling in my fingers…..”, siempre  ponía esa canción cuando editaba en video las bodas de mis amigos, que vergüenza!!!, no lo volví a hacer… Está claro que en este caso te conviertes irremediablemente en “EX”. Por supuesto que también hay personas que, aún así, siguen con su pareja, pero solo hasta que aparezca alguien que lo sustituya, esos son los peores, porque en el lapso de tiempo que no han encontrado a nadie se hacen la vida imposible. Me sucedió un caso parecido, lo malo para mí es que tardé año y medio en conocerla, lo bueno para ellos, mi ex-novia y el sustituto, es que solo tardaron 3 meses -quizá me alegré un poco-. De todo se aprende.

Lo que me deja realmente anonadado son las parejas que están juntas desde que tenían 15 años. Cómo es posible que lleguen a los 30 y sigan queriéndose. Creo que las personas evolucionamos de forma distinta, ya sea por los estudios que cursemos o por las relaciones sociales que vayamos teniendo, pero hay amigos que a los 15 años comparten intereses, aficiones etc, pero cuando tienen 30 años no tienen nada en común. Si esto lo extrapolamos a una relación de pareja, creo que sería increíble que siguiesen juntos. Pues esas relaciones “haberlas haylas”, como las meigas, sin ir más lejos, tengo unos amigos que llevan desde los 16 años juntos y son tal para cual, me recuerdan un poco a Chandler y Mónica de “Friends”. Pero creo que son de los pocos que han crecido juntos y han ido por el mismo camino. Lo normal es que cada uno crezca de una manera y su forma de pensar vaya en diferentes direcciones.

El otro día viendo una película, de cuyo nombre no puedo acordarme, había una escena en la que el protagonista le contaba a un amigo que en la vida hay ciclos de 5 años, en ese tiempo te das cuenta que eras un imbécil -esta no era la palabra exacta, pero dejadme que me tome la licencia de cambiar el adjetivo por si este blog lo leen niñ@s-. No le quito razón, pues siempre lo he pensado, aunque mi ciclo varía, a veces incluso de un año para otro. Por eso es bueno echar la vista atrás en tu vida y en tus relaciones, así conseguirás ver todo desde todos los ángulos posibles, a lo mejor te das cuenta que eres imbécil, o quizás veas que eres un gran tipo, pero merecerá la pena comprobarlo. Seguramente me comporte como un cobarde y no vuelva a leer este blog, no quiero que se me quiten las ganas de seguir escribiendo. Pero lo que sí haré siempre es seguir viendo la vida desde todos los puntos de vista que pueda, porque creo que es el mejor modo de tomar las decisiones correctas, aún así me equivocaré…. nadie es perfecto después del primer año.

Licencia Creative Commons
Exnovi@s por Daniel Rodríguez Lorenzo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.